jueves, 12 de enero de 2017

La historia se repite. Los extremos se tocan. Ayer nos lo hicieron a nosotros....hoy nos toca. Aunque sea con otro. Alguien habrá de equilibrar el talión y como el culpable ya no está escojamos a algún pueblo sospechoso y, sobre todo indefenso.
Matar a los niños es una táctica de guerra a largo plazo comprobada desde la prehistoria.
 Un futuro enemigo menos.
Llamadas del MEDITERRÁNEO

 Pero como las flores marchitas siguen siendo bellas
Los niños rotos siguen jugando
Las viudas lloran pero siguen amando
Y los heridos de guerra
seguimos follando
Las ramas del árbol en la plaza
han sido testigos.
 Y se han fortalecido

domingo, 24 de julio de 2016

domingo, 25 de octubre de 2015

Animal religion 1



Aprovecho mi aficiòn reciente por la fotografía y la familia animal que me rodea para presentaros algo de lo que realmente hago con seriedad hasta en la broma: escuchad mi música con volumen y atención. Eso me haría feliz.

sábado, 3 de octubre de 2015

Escalando en frio (music inside!!)

A veces me siento como el último coletazo de un diseño fractal.
Esa última espiral en el extremo de uno de sus puntos cardinales. Aquel que ya no debe repetirse mas para no estropear el gran dibujo.
video

Con esa soledad de venir de algo pero no ir hacia nada.
Es algo mas allá y diferente de la sensación de soledad.
Está frio y Locala (caló frió)
El único ademas de estar solo se sabe anormal.
Diferente en lo esencial.
Ente lunatique
Individuo por naturaleza, no por elección. Sin poder evocar uno nuevo como fué él mismo evocado.


viernes, 17 de julio de 2015

El viejo parque. Sol y sombra por Soleares

Con mi primera cámara me quedé asombrado de un lugar tan mágico. E intimista a veces en el mismo centro de Almería.

El parque Nicolás Salmerón.

Con plantas que tienen siglos de antigüedad. Algunas traídas de las Indias.

Impresionantes ficus que, si los dejan, llegarán a milenarios.







Con mi vieja guitarra hispano-suiza que tanto ha padecido junto a mi. Rota por un punky furioso de pastel (soplaflautas monófono). Frustrado de no tener la sangre de este otro punk autentico y desvencijado y restaurada por un estudiante de la madera asombrado de su sonido. De las extrañas vigas interiores que sujetan sus graves dejando resbalar, a modo de trampolín, los sonidos audos de la tripa (nylon perdón) catapultandolo todo al oído de un especador....muchas veces inatento.

Como me gusta, cuando encuentro a otro tocaor, dejar esta sonanta en sus manos y enfrentarme a cinco metros y cincuenta y cinco centimetros del erótico redondel que se abre a su vacío interior.

Ah! Sonanta sona santa. Como me has ayudado en solea tanta!

Sonido engrandecido por tantas horas de trabajo callejero al sol, bajo la nieve. de tarde, noche y madrugá.

A la oreja del anónimo escuchante atento.

A las ojeras del trasnochado sordo en apariencia pero esponja inconsciente que tendrá reverberos de buleá en su sueño matinal.

o las del agradecido madrugador que llega a la cantera con un sonido por alegrías nuevo que no es de radio ni mecánico.

Primeras fotos y sonidos sin alcohol tras décadas de falsa borrachera y meses de encierro voluntario.

Con ese asombro que produce la vida al que hace tiempo que solo la ve a través de una pequeña mirilla distorsionada.

Capaz ahora de apreciar sus limpiezas y suciedades auténticas. Con sus olores que traen a la mente viejos algos olvidados.

Lo veo.

Lo oigo ahora en la corta distancia de cuatro años y me lo agradezco.

Fui el único capaz de ayudarme...

pero también el único que estaba ahí.

Con mi música que, supongo que es lo que se me dió

Así que, quizá no estuve tan solo: escucha;

Sol y sombra (Clik aquí) (mas coñac que anís por favor)